Como una perra

Guarras: Porno Gratis y Videos XXX » Como una perra

Como una perra

Desde mi ventana miro con un telescopio, me gusta mucho mirar las estrellas, vuelo muy alto, las puedo tocar.
Giro sin pensar en ello, me paro en el edificio rosa, ese que es tan alto, casi tanto como el mío.
Me imagino volando ya posándome en su azotea, entre estos pensamientos veo algo que me sorprende, unas luces de colores, me parece algo muy bonito y enfoco mi telescopio.
Es la habitación de una mujer, puedo ver perfectamente todo, las paredes son blancas, tiene unos preciosos murales plasmados sobre la misma pintura, unas grandes rosas rojas, de sus tallos parece ser que cae sangre.
Las luces cambian de tonos, tan pronto es azul, blanca, roja…
De la puerta que se ve al fondo, debe ser un cuarto de baño, sale una hermosa mujer, con una bata de seda transparente, puedo ver su cuerpo, bella, esbelta, su piel cubierta por ese tono morado, creo que es de ese color, pero las luces no me permiten ver bien.
Bajo la fina bata tan solo lleva un tanga, liguero y unas medias que terminan en un precioso encaje, sin embargo están sueltas, el liguero no las sujeta.
Su pelo le cae sobre los hombros, ondulado, parece que debe de haber un ventilador a gran potencia, porque se mueve como al viento, también la suave tela que la cubre.
Puedo incluso alcanzar a ver sus zapatos, de un tacón muy alto, muy fino y de color morado, esta vez no me confundo.
Sonríe con alguien, no está sola, lleva un poco de tiempo allí de pie, como hablando de algo…
Del otro extremo de la habitación aparece un hombre esbelto, muy corpulento, su piel morena, totalmente depilado. Es increíble lo que alcanzo a ver con mi juguetito, hasta hoy tan solo lo he usado para ver las estrellas, pero me gusta lo que veo.

Ella se acerca a la cama, parece que se van a echar en ella, así lo hace la mujer, sin embargo él sale de la habitación.
Me siento confusa, no comprendo, no ha ido al baño, ha salido por otra puerta que alcanzo a ver, creo que es la que sale del cuarto.
No sigo pensando en ello, la bella mujer se ha quitado todo, tan solo le queda el tanga, no puedo más que adorar su precioso cuerpo, desde mi ventana diría que es una mujer de terciopelo, apetece tocarla, alargaría mi mano y la acariciaría.
Ya por último se quita también la última prenda y comienza a masturbarse, me estoy poniendo cachonda, me toco mis pechos, me los aprieto una y otra vez.
La puerta se abre, de nuevo entra el hombre, pero no cierra, mira al pasillo, espero por alguien.
Entra detrás de él un hermoso perro, no alcanzo a saber si hembra o mancho, pero si que es muy grande, no conozco de razas, tal vez me equivoque pero parece un Rottweiler.
El animal entra derecho a la cama, se sube encima y comienza a lamer a la mujer, seguro será su ama.
El hombre, aún desnudo, se une a los lametazos, acaricia cada uno de los poros de esa belleza, puedo percibir como su bello se eriza en cada roce.
Tendida sobre la cama, la va besando desde el cuello hacia abajo, parándose con mucha calma en cada centímetro, los pezones se ven erguidos, los mordisquea una y otra vez mientras ella comienza a retorcerse.
Mientras el continua la bajada ella abre las piernas, el rottweiler parece saber que es lo que le pide, comienza a comerla, al principio se la ve relajada, pero enseguida comienza a dar saltos de placer, el hombre la sujeta por los brazos.
No puedo escuchar lo que dicen, pero me parece que está animando al perro a que la siga comiendo, se ve que cada vez lo hace con más ansias, ella no puede soportar el placer, se retuerce una y otra vez, su cuerpo salta en la cama como si estuviese poseída.
Aún mientras el perro continúa el hombre se abre espacio, la levanta hacia arriba y la penetra en su culo, parece más animal que el propio perro, la mujer se agarra con fuerza a la cabecera de la cama para poder soportar tales embestidas.
Por los gestos de su cara se que está gritando de placer, que le gusta, que está pidiendo más y más…
Yo estoy muy mojada, nunca creí que algo así me podría excitar de tal forma, pero así era, mientras no quitaba mi vista de mi telescopio, me masturbaba con gran ansia.
Ahora el hombre parece haberse corrido, el perro da buena razón de ello y lo lame todo, incluso su polla, pero al hombre no parece ser lo que le excita, se quita y en su lugar coloca al animal.
La mujer ahora ya suelta sus manos de la cama y sujeta con fuerza a su perro, se ve que lo estaba deseando, el chucho se menea encima de ella, siente a su perra y la folla con mucha fuerza, se siente el rey y lo va a demostrar.
Él, mientras ve como se la está montanto el animal se masturba, intercala su mano con la boca de ella.
Yo no puedo dejar de tocarme, de meterme los dedos con fuerza, me imagino ser yo aquella mujer, poseída por ambos animales, estoy apunto de llegar al éxtasis, no había sentido tanto placer jamás.
Por fin los tres parecen haber parado, el perro se ha tirado encima de la mujer, parece desmayado, aún así ella lo agarra con gran fuerza, como si no quisiese perderlo.
Los tres yacen en la cama, muy juntos, todos pegajosos por el semen de la corrida que echó el hombre sobre ellos, ella tiene los ojos cerrados.

⇓ Descargar Vídeo HD


Agregado hace 8 años

Categoría: Follando, Otros, Parafilia, Relatos Eróticos, Sexo Anal

Etiquetas: , , , , ,