Masturbada por ti

Guarras: Porno Gratis y Videos XXX » Masturbada por ti

Masturbada por ti

No he podido evitar tener una fantasía sexual al verte, nada más llegar a mi casa me desnudé delante del espejo.
Me miré durante mucho tiempo, tocándome, observando cada centímetro de mi piel, saboreando cada caricia.
Quise pensar que aquellas manos que sentía eran las tuyas, cerré los ojos y te vi.
Estabas detrás de mí, podía sentir tu calor, tu respiración, que caliente me estaba poniendo, mi sexo estaba muy mojado.
Abrí los ojos, pero ya no podía ver, me habías puesto un antifaz que me lo impedía.
Eso me excitó incluso más.
No me hacía falta verte, te veía igualmente, en cada toque de tus dedos, resbalaban arrastrándose, haciendo que mi bello se erice, respigándome sin piedad.
Pero no me hacía nada más, yo estaba deseando ya tus dedos dentro de mi coño, tan solo me acariciabas lascivamente una y otro vez.

No podía dejar de ver tus bellos ojos mirándome, tan rasgados y verdes, mirándome a la vez que me comes, era mi gran deseo, tenerte entre mis muslos, con mi sexo muy abierto absorbiendo toda, mis flujos vaginales en tu boca.
Tan solo sentía el frío de tu aliento en mi cuello, en mis orejas el placer de tu respiración tranquila pero deseosa.
Te has hecho de rogar, no quería pedirlo, pero al final te he suplicado, -cómeme!!!-.
Tú tranquila, tal como habías hecho hasta ese momento, como si mi voz no se hubiese escuchado.
Ahora ya no me tocabas con tus manos, era tu lengua la que recorría cada poro de mi piel, era ya tanto el deseo que me estremecía, contrayéndose, retorciéndose como una serpiente, no puedo soportarlo más.
Ni una sola palabra se oía, estabas callada, pero ahora tú respirabas agitada, ya excitada también como yo.
Podía suponerme como tu humedad bajaba arrollando tus piernas, ya frente a mi te toqué, tenías una fina prenda, como elástica, muy ajustada a tu cintura, marcando toda tus curvas.
Tus pechos firmes, tus caderas tan definidas, tu vello muy recortado, pero no me dejaste seguir, me tapas los labios con tus dedos, dejando claro que tu mandas.
Bajas, ahora ya rápidamente a mi pubis, no te paras nada más que un solo instante en mi ombligo, dibujándolo con tus labios, para pasar abriéndome con tus dedos, a mi sexo.
No me aguanto más, ya me estoy corriendo y aún no has más que lamido una sola vez mi clítoris, pero ha sido tan intenso que me derrito en tu boca.
Te levantas, ya has saboreado todo mi cuerpo, con un suave susurro -¡te gustó?- me quitas el antifaz de mis ojos.


Si te ha gustado el relato y estás ya caliente, puedes ver el vídeo que te dejo, estás dos estudiantes se ven en uno de los cuartos, están muy cachondas las dos.
Vas a pasarlo muy bien con ellas, verás como no te resistes, estés solo o acompañado, disfrutarás hasta tener que desahogarte, no podrás resistirlo, te pondrán a tope estas dos lesbianas, dos mujeres de bandera.
Se comen el coñito como nadie, pensarás estar a su lado disfrutando de ellas, metiéndole tu mismo su juguetito.
No te hago esperar más, ahí el vídeo.

⇓ Descargar Vídeo HD


Agregado hace 9 años

Categoría: Jovencitas, Masturbaciones, Relatos Eróticos

Etiquetas: , , , , ,